El Libro Blanco de Barcelona es una publicación del Ayuntamiento de Barcelona que contiene las reflexiones de 150 expertos de distintos ámbitos acerca de la posibilidad de que Barcelona se convirtiera en la capital de un nuevo estado. Entre los profesionales que colaboraron en este libro se encuentra Jordi Duró, a quién se le encargó una ilustración, como representante del sector de las artes gráficas en la ciudad de Barcelona.