Esta exposición invita a reflexionar sobre la situación y el futuro del cartel en el siglo XXI. A través de una intervención situada en el Disseny Hub Barcelona, se quiere mostrar la realidad del cartel gráfico, un medio tradicional que cambia cada dia la piel de la ciudad.
Estos dos carteles formaron parte de la exposición.